¿Y yo para que necesito un coach? - Marcelo Schejtman
897
page,page-id-897,page-template-default,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

¿Y yo para que necesito un coach?

Hay muchas razones por las cuales un coach te sería de mucha utilidad.

Aquí hay algunas:

  1. Para rendirle cuentas a alguien de manera continua
    Un secreto para desarrollar expertise y maestría es tener a alguien a quien rendirle cuentas sobre tu plan de acción. Alguien que te haga preguntas diseñadas a la medida para rendir y auto-rendirte cuentas, provee una estructura inmensa para motivarte y dedicarte de manera continua. Esto es en especial cierto para la gente que empieza proyectos con mucha fuerza y luego ésta decae.
  2. Para que tus puntos ciegos no te hagan tropezar.
    Todos tenemos puntos ciegos. Pero, ¿cuáles son? Si los conocieras, no serían puntos ciegos. Tener un coach personal te puede servir como una perspectiva externa de los marcos y experiencias en los que vives. Pero necesitas un coach que lo pueda hacer, que te confronte, te mantenga integrado, no solo a través de las metas en sí, sino también de acuerdo a tus valores.
  3. Para hablar sobre confusiones, ambigüedades, y pensar en voz alta.
    De hecho, este es uno de los grandes beneficios del Coaching – la habilidad de pensar en voz alta. ¿Cuántas veces pensamos y pensamos y pensamos y sólo damos vueltas en círculos y no podemos tener claridad, luego encontramos a alguien con quien hablar y en el proceso de explicarles o clarificarles, nuestras confusiones desaparecen?
  4. Para mantenerte al corriente en tu propia auto-realización.
  5. Para desenmascarar tus creencias limitantes y diferenciarlas de las que no lo son.
  6. Para identificar las historias que te creas, cambiarlas por otras más útiles y así generar la motivación necesaria para convertirlas en acciones que generen los resultados que realmente deseas.